Ya entendí mi confusión

El difícil pero indispensable camino infame

Momentos de Terneza

Blog